sábado, 15 de diciembre de 2012

Para Mourinho mi confianza, cariño y reconocimiento.

Florentino lanza un mensaje de apoyo al técnico. 'Ha recibido ataques desproporcionados' , dice en la entrega de las insignias a los socios.

Florentino Pérez aprovechó la ceremonia de entrega de insignias a sus socios más veteranos para ratificar su fe en José Mourinho. En su discurso inaugural, el presidente repasó las conquistas deportivas del equipo en 2012 y ha lanzado un mensaje de apoyo a su entrenador. "Para ti, José Mourinho, mi confianza, cariño y reconocimiento", dijo.

Florentino cree que su técnico ha recibido "ataques desproporcionados y que van contra la integridad de las personas". El dirigente intentó apaciguar así el tenso ambiente del Real Madrid, empeorado esta semana tras la derrota copera en Vigo.

"Tenemos el mejor entrenador del mundo por trayectoria y exigencia", añadió Florentino, quien definió a este Real Madrid como un equipo de "ensueño" con "algunos de los mejores jugadores del mundo". Pérez cumple así su hoja de ruta previa a la Navidad. Hace dos semanas transmitió de forma privada su confianza al entrenador, tras los rumores que situaban definitivamente al portugués fuera del club a final de temporada. Ahora lo ha hecho en público.

Antes, el presidente madridista destacó la salud económica de la institución y la estabilidad del mismo, así como la necesidad de protegerse de las personas que quieren "influir en el destino del club".

Las declaraciones del mandatario se producen un día después de que Mourinho realizara un ejercicio de autocrítica ante su plantilla. El portugués se declaró "disgustado" consigo mismo por "no prever el bajón del equipo", en palabras de fuentes próximas al vestuario. "Debería haber apretado antes el botón de alarma", admitió.

Así, las manos tendidas de ambos, de presidente y entrenador, tratan de estabilizar el clima viciado que alcanza todos los estamentos del club. El siguiente paso, el domingo en el Bernabéu ante el Espanyol (19.00 horas), lo debe dar el equipo transmitiendo a la afición esa calma tan necesaria en Chamartín.



Fuente: El Mundo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada