miércoles, 12 de diciembre de 2012

Más de veinte aldeas gallegas cuelgan el cartel de "se vende"

Una aldea de Lugo de cinco casas se vende por 60.000 euros, con una rebaja que llega casi al 50 por ciento. Los compradores extranjeros copan la mitad de este mercado en alza.

La despoblación y la emigración a las zonas urbanas ha dejado un rastro de aldeas vacías en la Comunidad gallega que ahora esperan una nueva oportunidad. Más de una veintena, según recoge el portal web www.aldeasabandonadas.com, permanecen ancladas en el tiempo a espera de un comprador que las restaure y les devuelva la vida. Los últimos en hacerse con una de estas aldeas deshabitadas, explican a ABC los gestores de la web, «fueron unos ingleses que hace unos días compraron un precioso conjunto de 4 casas y hórreo enclavado en una zona privilegiada en el valle del Eo, una zona protegida por la Unesco». La propiedad cuenta con acceso asfaltado, agua propia de fuente y manantial, bosque de 7.000 metros cuadrados de pinos, eucalipto y castaños, y área para jardines y cultivo. Cada una de las cuatro casas que la componen cuenta con su propio título de propiedad, «y se encuentran con toda la documentación en regla incluyendo catastro y registro».


La estadística de ventas refleja que los clientes extranjeros suponen, de media, un cincuenta por ciento del total de las ventas de este tipo de conjuntos rurales. Los profesionales del sector consultados reconocen que la crisis se nota, «pero no por la falta de iniciativa de la gente sino por las dificultades para conseguir financiación». Tanto es así que, reconocen a este medio, «las consultas y visitas a este tipo de aldeas que están en venta han aumentado un 20 por ciento en el último año», destacan.

Entre las aldeas de las que a día de hoy cuelga el cartel de «se vende» destacan las once ubicadas en Lugo, la provincia gallega que más casas deshabitadas suma. En plena Ribeira Sacra, y por 60.000 euros, los interesados pueden adquirir una aldea compuesta por cinco casas que todavía conservan sus corrales y sus leñeras. Más cara es la opción «Un balcón frente al mar», una aldea compuesta por cuatro casas individuales ubicadas frente al mar con magnífica panorámica a la Costa da Morte en plena provincia de La Coruña. Su precio de venta es de 370.000 euros.



Artículo del ABC.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada