lunes, 10 de diciembre de 2012

Declaración de Derechos Humanos: Tus derechos, nuestros derechos, sus derechos.

¿Por qué un artículo sobre los Derechos humanos? Hoy 10 de diciembre, se cumplen 64 años de aquella declaración, un gran avance para la humanidad.


 

Para llegar a la Declaración de Derechos fundamentales, primero quería hacer una muy dura pero necesaria introducción para que sepáis qué llevó a firmar esta declaración, una declaración fundamental, firmada demasiado tarde en mi opinión. 




Durante 6 años (1939-1945) la mayor parte de los países del mundo mantuvieron una guerra brutal, heredera de otra gran guerra sucedida varias décadas antes, hablo de las dos grandes guerras: la 1ª y la 2ª guerra mundial.

En esta última murieron “alrededor” de 60 millones de personas, la inmensa mayoría personas inocentes que se encontraban en medio de una cruenta batalla sin sentido. Bombardeos, tiroteos y masacres convirtieron estos años 40 en una pesadilla. Los que sobrevivieron aún recuerdan lo que sucedió y nosotros tampoco podemos dejar de recordarlo para no olvidar a las víctimas.

Las consecuencias de la guerra fueron muy graves, millones de muertos, como he comentado antes, millones de heridos, personas pasando hambre, hogares destrozados… no olvidemos que atacaron directamente a las ciudades, a la población civil. La sociedad quedó muy tocada por el horror de la gran guerra.

Tras el fin del conflicto bélico, los gobernantes de los países participantes decidieron que tenían que hablar, discutir y encontrar soluciones para que no se volviera a producir tal atrocidad, que nunca más se produjera una guerra… Gracias a Dios, desde entonces ya no hubo ninguna guerra más, ni la hay en la actualidad (esto ocurre en un universo paralelo, claro).

Para decidir los asuntos de forma pacífica se creó la Organización de las Naciones Unidas (ONU), una asociación de gobierno global que facilita la cooperación en asuntos como el Derecho internacional, la paz y seguridad internacional, el desarrollo económico y social, los asuntos humanitarios y los derechos humanos…

Me parece que se saltan algunas veces a la piola estos principios por los que luchan…

En el año 1948, representantes de todos los países de la ONU se reunieron en una asamblea y se pusieron de acuerdo en que todas las personas tenemos unos derechos que nadie puede quitarnos. Son los Derechos Humanos, la “Declaración Universal de los Derechos Humanos”. Los países que no estén de acuerdo o cumplan estos derechos no podrían entrar en la ONU.

La declaración de Derechos Humanos es, sin lugar a dudas, un avance importantísimo para la sociedad.

Este manifiesto está dividido en artículos, como se que leer “artículo 1.. artículo 74…” es un rollazo de cuidado, os voy a hablar "por encima" de algunos de los derechos que recoge la Declaración de Derechos Humanos:

Al nacer, todas las personas son libres y tienen los mismos derechos. También pueden ser de razas distintas, hablar lenguas distintas, ser más ricas o más pobres, tener opiniones y religiones distintas. Pero ser diferentes no es un problema, se puede ser diferente, pero cada persona tiene los mismos derechos (Ojalá fuera así). 



Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona, es decir, a ser respetado por los demás. Nadie puede esclavizar, maltratar o torturar a otra persona, tampoco comprarla ni venderla. 


Todo ser humano tiene derecho, al reconocimiento de su personalidad jurídica. Lo que viene a decir que sea de donde sea, esa persona tiene que ser respetada en cualquier parte del mundo.




En cuanto a la justicia, la declaración dice que las leyes deben proteger y ayudar de la misma forma a todas las personas. También que tienen que ser tratadas de forma justa e imparcial ante el juez, por lo que nadie puede ser detenido o encarcelado sin motivo. 

Podría continuar, pero en definitiva, todos estos artículos tratan sobre los derechos que todo ser humano posee o debería poseer.



Ojalá esta declaración universal siempre se cumpliera. Muchos países dan ejemplo de compromiso, pero a otros muchos les queda mucho todavía para “humanizarse”, hablando en el sentido de que no respetan los derechos fundamentales que todo ser humano debe tener.




Fuente: Raúl Bonilla

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada